Qué considerar al escoger metal para barandas de seguridad

consideraciones metal barandas de seguridad cbmetal

Las barandas de seguridad son uno de los principales elementos de protección peatonal en espacios urbanos e industriales. Juegan un papel crucial en todo tipo de edificios, pues ayudan a prevenir tropiezos y caídas y establecen rutas de escape claras.

Aunque en muchas ocasiones la apariencia de las barandas es importante, se tiene que considerar una serie de factores funcionales cuando se planifique la instalación de barandas de seguridad. Elegir el metal correcto es un punto de inicio importante, porque cada uno de ellos ofrecerá diferentes beneficios.

Para que conozcas las principales consideraciones al momento de escoger metal para barandas de seguridad, te invitamos a leer el siguiente artículo que CB Metal ha preparado para ti.

Capacidad de carga y resistencia al peso de las barandas de seguridad

En algunos casos, diseñadores e ingenieros prefieren escoger metales más económicos como el aluminio, para así reducir los costos de inversión en materiales. Sin embargo, ahorrar en gastos puede traer grandes riesgos, porque los metales como el aluminio no son tan resistentes como el acero.

Aunque materiales como esos pueden ser de utilidad y funcionar en espacios pequeños o en áreas donde los peatones no se apoyarán, los cruceros más transitados sí requieren de un metal más fuerte como el acero. Esto se debe a que el acero está diseñado para aguantar el peso corporal. Gracias a ello, la baranda de seguridad no se doblará ni se deformará bajo la presión del peso ni con el paso del tiempo.

Posibles daños en las barandas

Como lo mencionamos anteriormente, no todos los metales son el material ideal para las barandas de seguridad. Los metales o aleaciones más débiles podrían sufrir daños rápidamente y ocasionar algún accidente si están deteriorados.

Por eso, es muy importante considerar cada una de las áreas de los edificios que requieran barandas de seguridad y determinar cuáles son los espacios en donde se encuentran bajo un mayor riesgo de sufrir daños. Como las barandas de aluminio son más susceptibles a sufrir algún daño, será recomendable colocar las barandas hechas de acero en los exteriores (en la entrada, por ejemplo).

En áreas de carga, donde las abolladuras son más comunes, es muy probable que se necesite aceros de mayor grado de dureza.

Factores ambientales

Así como se debe considerar aspectos técnicos como los descritos en puntos anteriores, también es importante considerar factores ambientales como la humedad, la lluvia, el polvo y las temperaturas extremas y cuál será el efecto de estos sobre las barandas de seguridad.

Por ejemplo, el acero 316 es un material excelente para evitar la corrosión, mientras que el acero galvanizado puede resistir condiciones durísimas sin verse oxidado. Por ello, si es que la edificación o planta de trabajo se encuentra cerca de un cuerpo de agua, en donde la corrosión es más común, es recomendable invertir en aceros y metales de mayor calidad para ser utilizados en barandas de seguridad de exteriores.

¿Qué metales son los mejores para barandas de seguridad?

El acero es el material más utilizado para barandas de seguridad, gracias a su resistencia y dureza, en especial cuando se compara con otros metales como el aluminio. El acero es incluso un material perfecto desde el punto de vista estético,

Sin embargo, existen muchas diferencias en los tipos de acero existentes. Por eso, es importante saber cuál es el acero adecuado para la empresa y si es que este cumple con los requisitos de seguridad y funcionamiento.

  • Acero al carbono: Contiene hasta un 2% de carbono, ofreciendo así un acero más resistente y duro. Es uno de los materiales más económicos para barandas de seguridad y es excelente para aplicaciones en espacios cerrados. De preferencia, requiere de una capa protectora que evite que la corrosión y el óxido lleguen a su cuerpo. Entre las opciones de revestimientos más utilizadas se encuentra la galvanización, un proceso por el cual se cubre el acero en zinc y forma una capa protectora muy resistente y duradera.
  • Acero inoxidable 304: El acero inoxidable 304 está compuesto de un 18% de cromo y 8% de níquel. Es utilizado comúnmente en interiores. Además, no requiere de recubrimientos y ofrece una gran gama de acabados. Sin embargo, puede corroerse en ambiente salados o clorados.
  • Acero inoxidable 316: Esta clase de acero es resistente a los ambientes más duros gracias a su composición con mayor níquel y 2% de molibdeno, elementos que incrementan su resistencia a la corrosión. Por eso, es una opción excelente para exteriores. Sin embargo, es uno de los acero más costosos del mercado.

Sobre las barandas de seguridad de CB Metal

Las barandas de seguridad de CB Metal son fabricadas con la más alta tecnología disponible en el Perú. Gracias a nuestros equipos CNC de doblado automático, podemos garantizar la entrega puntual de barandas estándar de altísima calidad. Le ofrecemos a nuestro público barandas peatonales, barandas arquitectónicas, barandas inmobiliarias y barandas industriales. Todas cuentan con un recubrimiento de acero al natural, galvanizado por inmersión en caliente según la norma ASTMA-123 y un acabado en pintura según las especificaciones técnicas.

Si estás interesado en esta u otras soluciones de seguridad industrial, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

You may also like...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *