Qué debes saber sobre la corrosión de metal

corrosión de metal cbmetal

Cuando se trabaja con metal a niveles industriales, se debe tener en cuenta el tiempo de vida y protección que este tendrá frente a problemas de deterioro. Uno de los más comunes es la corrosión de metal, la cual afecta en diferentes niveles y bajo diferentes circunstancias. Esto ocurre incluso cuando los metales como el acero se someten a un proceso de galvanización.

Para que puedas conocer más acerca de la corrosión de metal y sus causas, te invitamos a leer la siguiente publicación que CB Metal tiene para ti.

¿Por qué se corroen los metales?

Todos los metales son propensos a corroerse debido a su naturaleza y al proceso de fabricación. Cuando se producen, una gran cantidad de energía en forma de calor se transfiere al metal. Sin embargo, durante el enfriamiento, se produce un cambio en la microestructura del metal y crea áreas microscópicas de diferencia dentro de este. En el caso del acero, la microestructura consiste principalmente de ferrita y perlita.

En la presencia de un electrolito, se desatan reacciones entre la ferrita y la perlita, las cuales ocasionan un desgaste de la ferrita y la formación de óxido a lo largo de la perlita. El espacio que ocupa la ferrita se conoce como anódico, mientras que el de la perlita se le llama catódico. La corrosión de metal siempre ocurre en el lado anódico de los metales, mientras que las consecuencias como el óxido ocurren en el lado catódico del metal.

¿Qué causa la corrosión de metal galvanizado?

La corrosión galvánica es comúnmente el resultado del flujo de corrientes eléctricas muy pequeñas entre dos metales diferentes, en la que el lado más anódico se corroe y el más catódico se mantiene intacto. Los flujos de corriente como posibles diferenciadores existen entre dos piezas de metal o entre diferentes partes de un mismo metal, en el que un electrolito como la humedad se encuentra presente en el punto de contacto.

Para que ocurra un proceso de corrosión, se necesita de elementos como la humedad. Esto queda demostrado por el hecho de que, en lugares secos como en ciertas partes de India y África, elementos de hierro de gran antigüedad se han descubierto en un buen estado de conservación. Y como la corrosión es en su mayoría producto de un proceso de oxidación, también es necesario que exista un suministro constante de oxígeno en la superficie del metal.

La mejor forma de prevenir una corrosión de metal galvanizado es aplicando un material aislante entre los dos metales diferentes para que no se encuentren en contacto eléctrico directo. De esta forma, se romperá el circuito eléctrico y la corriente no fluirá. Asimismo, también es posible prevenir que los electrolitos atraviesen los dos metales, aplicando pintura o algún otro recubrimiento orgánico sobre el metal galvanizado.

¿Qué es la resistencia a la corrosión atmosférica?

La resistencia de la galvanización a la corrosión atmosférica depende de la capa protectora que se forma en la superficie del zinc. Cuando se retira el acero ya galvanizado, el zinc presenta una superficie limpia, brillante y reluciente. Sin embargo, con el tiempo se convierte en una capa apagada y gris, debido a la reacción de la superficie con el oxígeno, agua y dióxido de carbono de la atmósfera.

Así, se forma una capa compleja, dura, protectora y estable que se adhiere fuertemente al zinc. Los contaminantes de la atmósfera afectan la naturaleza protectora de esta capa. Entre ellos, el más importante contaminante para el zinc es el óxido de azufre, porque es este el compuesto que controla la corrosión atmosférica sobre el zinc.

La corrosión del zinc ocurre de manera linear en diferentes condiciones atmosféricas. Sin embargo, una de las ventajas más importantes es que permite realizar predicciones del tiempo de vida restante en base a la evaluación del grosor de la capa de zinc.

Por ejemplo, en un ambiente atmosférico, el nivel de corrosión galvánica será menor si el índice metales anódicos y catódicos en la superficie son reducidos o si el periodo de frecuencia de humedad es bajo. Por el contrario, si diferentes metales se sumergen en algún electrolito de alta conductividad como el agua salada, los niveles de corrosión serán mucho mayores.

Asimismo, si se sumergiera el metal en agua dulce, la corrosión sería mayor que una exposición atmosférica continua, pero menor al efecto del agua salada, porque el agua dulce tiene un menor índice de conductividad.


CB Metal es una empresa dedicada a la producción de soluciones de acero galvanizado para todo tipo industria. Para mayor información acerca de sus productos y servicios, escríbanos a nuestro formulario de contacto.

You may also like...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *